Límites

>> martes, 18 de junio de 2013



El ser humano siempre poniéndose límites. Le pone límite a lo que ve y a lo que no ve, a lo material y a lo inmaterial, como si al ponerle límite cupiera dentro de su cabeza, pero es demasiado pequeña para que quepa un universo. Le pone límite a los países colocando fronteras entre ellos aunque sean de la misma tierra; le pone límite a la libertad, a la dignidad, al respeto, a la educación… Limita la forma de vestir con tendencias y protocolos; limita el valor de una persona con prejuicios y baremos capitalistas…

Hay límites racionales y necesarios inherentes a la convivencia y a una sociedad inteligente en evolución, pero otros sólo sirven para aborregar y convertir la existencia en una estadística y en una cárcel mental. Y lo triste es que el ser humano necesita límites para ser humano y la vida sería maravillosa si no fuera por nosotros y el mundo que hemos creado. No es malo actuar de forma diferente a lo establecido siempre que sea con coherencia, respeto y bondad hacia los seres con los que cohabitamos.

Las posibilidades son infinitas y no porque algo se haga de una forma determinada está bien hecho. Improvisemos, probemos, cambiemos, expandámonos, ocupemos con nuestra mente el espacio que nos rodea... En definitiva, VIVAMOS, no sólo existamos.


1 Leitmotivaciones:

Any 27/6/13 09:50  

Ole, ole y ole. Rompamos nuestros límites...